4 consejos clave para probar 'otros' alimentos

20190205123412.consejos_para_probar_alimentos_nuevos_colegio_san_cristobal_castellon

Pizza, macarrones o espaguetis con tomate, calamares, patatas fritas y croquetas… son los platos 'preferidos' de nuestras hijas e hijos, ¿verdad? De hecho, constituyen un alto porcentaje de los menús infantiles en los restaurantes como si no debieran, supieran o quisieran comer otros alimentos. Pero no es cierto, pueden y deben seguir una alimentación variada, sana y saludable, y debemos guiarles. Ya hemos visto, en otros artículos, algunas recomendaciones para el desayuno y el tentempié durante el recreo. Os proponemos ahora algunos consejos para seguir una dieta variada y ayudarles a consumir diferentes alimentos. Pero antes, un aviso:

¡Atención!

No es lo mismo negarse a comer que negarse a probar un alimento 'nuevo'.

El hecho de que una niña o un niño se niegue a probar un alimento desconocido –hasta ese momento– es una cuestión muy distinta a que se niegue a comer porque exista una enfermedad, una intolerancia o un trastorno alimenticio (asuntos que no se tratan en este artículo). Tiene que ver, sobre todo, con motivos como:

  • Su sensibilidad a las texturas, los olores o la apariencia del alimento.
  • Su rutina o costumbre con una dieta determinada.
  • El hecho de que aún no comprenden que el mismo alimento pueden ser preparado de diferentes formas.
  • Encontrarse en una fase de oposición a la familia.

Hay algunas ocasiones en que esa negación es en realidad aversión, un miedo a probar cualquier alimento nuevo, lo que se conoce como neofobia, pero este caso no es el más habitual.

 

Consejos para la inclusión de nuevos alimentos en la dieta

Tengamos en cuenta, en primer lugar, que va a ser necesario hacer acopio de toda nuestra paciencia. Tendremos que ofrecerles ese nuevo alimento, saludable, varias veces (entre ocho y diez) para conseguir que lo pruebe.

 

1. Perseveraremos sin atosigar

  • Lo intentaremos un par de veces en la primera ocasión, es decir, no abandonaremos al primer 'no' pero tampoco insistiremos más.
  • Volveremos a probar varios días más tarde, de hecho, es recomendable hacerlo varias veces en un mes. Si después de ese tiempo sigue rechazándolo, démosle un descanso. Volveremos a intentarlo pasado un tiempo.


2. Les dejaremos experimentar sin forzarles

  • Permitirles que experimenten con el nuevo alimento, que lo toquen, lo huelan, lo chupen…
  • Es muy importante que no le obliguemos a comerlo. Sólo puede traer consecuencias negativas (entre ellas que lo vomite).
  • Evitar los castigos y las recompensas o premios. No es la estrategia adecuada. Pero tampoco es conveniente darles 'lo que les gusta' para que coman, les acostumbraremos a 'salirse con la suya' y comer exclusivamente lo que quieren.


3. Cuidaremos la presentación

  • Introducirlo como acompañamiento y en pequeñas cantidades, en lugar de como plato principal. De esta forma, podrá no probar el nuevo alimento sin dejar de comer.
  • Realizar una presentación divertida o atractiva con moldes, diferentes colores, formas de animales o caras, en brochetas… Si les 'entra por los ojos' será mucho más fácil que se animen a probarlo.
  • Cambiar su presentación entre los diferentes intentos.

 

4. Daremos ejemplo

Recordemos que somos su modelo, que actúan por imitación así que nuestros hábitos alimentarios seguramente marcarán los suyos, por tanto, podemos:

  • Dejarles probar de nuestro plato o pedirles que nos ayuden a terminarlo.
  • Considerar la utilización del método Baby Lead Weaning del que ya os hablamos en este blog hace algún tiempo.

 

En definitiva, deberemos probar nuevos alimentos y mostrar nuestra satisfacción cuando lo hagamos (especialmente entre nuestros hijos o hijas más pequeñas).

Una última recomendación 'No os obsesionéis', respetad sus tiempos, su ritmo individual para la adaptación a los cambios. Nuestra obsesión solo conseguirá transmitirles o contagiarles estrés y convertir la comida en un suplicio. Eso sí, tampoco abandonéis. Seguro que las dificultades se irán reduciendo y se interesarán por los nuevos alimentos que vayáis presentándoles.

 

Yolanda Lorenzo@Yoloren

 Categorías: