Alumn@s Brillantes: Entrevistamos a Claudia Belinchón Corbacho

Con una nota de 43 sobre 45 puntos en la prueba del Programa Diploma del Bachillerato Internacional, Claudia prepara su acceso a Medicina

20210709170904.alumnas_brillantes_entrevistamos_a_claudia_belinchon_corbacho_bachillerato_internacional

Entrevistamos a Claudia Belinchón Corbacho, alumna de Bachillerato Internacional que inició su andadura en nuestro centro educativo en 1º de Primaria y que este año ha culminado sus estudios con la prueba del Programa Diploma de la Organización del Bachillerato Internacional, en la que ha obtenido un excelente resultado de 43 puntos sobre 45 posibles.

 

Pregunta. ¿Cuándo empezaste a estudiar en San Cristóbal?

Respuesta. Empecé en Primero de Primaria.

 

P. ¿Qué te impulsó a optar por el Programa Diploma del Bachillerato Internacional?

R. Cuando iba a pasar a Tercero de la E.S.O., mi madre llegó a casa de una reunión y me dijo que estaban pensando en implantar el Programa Diploma del Bachillerato Internacional, me explicó un poco en qué consistía pero no le di más vueltas. Llegado el momento de elegir, como no sabía si me quedaría en España o no, decidí escoger el Bachillerato Internacional. Me pareció algo con muchas posibilidades y una buena opción. Un reto.

 

P. ¿Tras terminar tus estudios en San Cristóbal, ¿Qué has decidido estudiar Claudia?

R. He decidido estudiar el Grado en Medicina, siempre he querido hacerlo.

 

P. ¿Qué crees que fue lo que te inspiró para elegir el Grado en Medicina?

R. La verdad es que desde que soy pequeña he querido estudiar Medicina, siempre me ha parecido muy interesante y me ha llamado la atención. Recuerdo estar en 3º de  E.S.O., que fue cuando empezamos a estudiar fisiología humana en la asignatura de Biología. Durante ese curso, fue mi asignatura favorita y nunca me costaba ponerme a estudiar. Creo que ahí me di cuenta de que de verdad me gustaba y quería seguir por ese camino. 

 

P. ¿Qué habilidades adquiridas en el colegio crees que te serán de ayuda en tu vida universitaria?

R. Durante los dos años de Bachillerato Internacional aprendí a investigar por mi cuenta, gracias a los trabajos de investigación que teníamos que hacer. También creo que aprender a trabajar en equipo me será de gran ayuda. 

 

P. ¿Qué técnicas de estudio crees más útiles?

R. Siempre he intentado hacerme mis propios resúmenes y esquemas, porque siento que así retengo mejor la información. 

 

P. ¿De qué forma consideras que ha influido San Cristóbal en tu desarrollo personal y emocional? ¿Qué es lo que más valoras?

R. Siento que al haber estado tantos años en el centro he crecido junto a mis compañeros y profesores, y creo que eso es lo que más ha influido en mi desarrollo personal.

 

P. ¿Cómo compaginas tus estudios con tu vida social?

R. Siempre me he considerado una persona muy organizada con mi tiempo, trato de encontrar el equilibrio entre estudiar, tocar el piano y relajarme. De mi tiempo libre me gusta sacar un rato solo para mí y el resto para quedar con amigos, que suele ser los fines de semana. 

 

P. ¿Qué consejo les darías a los estudiantes de Bachillerato?

R. El mejor consejo que puedo dar, es uno que me dieron a mí: equilibrio. Creo que es importante tener claras las metas y esforzarse para conseguirlas, pero no hay que olvidar que uno tiene que tener tiempo para sí mismo, para salir y divertirse. 

 

P. ¿A qué te gustaría dedicarte cuando termines tus estudios?

R. La verdad es que no lo sé. Espero poder trabajar de lo que me gusta, pero todavía no tengo clara qué especialidad será.

 

P. Para terminar, háblanos de anécdotas: ¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes del colegio?

R. Es difícil escoger solo uno porque después de tantos años hay muchísimos recuerdos, pero por decir uno, el musical solidario que realizamos en 4º de la E.S.O. es uno de los mejores recuerdos que tengo, por ser una experiencia nueva, por el tiempo que le dedicamos y por el resultado final. 

 

P. ¿Alguna mención especial?

R. En general, quisiera dar las gracias a todos los profesores y profesoras. Julio Guerola, ha sido mi profesor de matemáticas desde 1º de la ESO, excepto un año que tuve a Joaquín, y en Bachillerato ha sido testigo de mis peleas con la asignatura y me ayudó muchísimo. Y por supuesto, María Martínez, que ha sido mi tutora los dos últimos años, tanto de clase como personal y siempre ha estado ahí para todo. Además ella fue la que me enseñó que la clave es el equilibrio. 

 

 Categorías: