¿Cómo influyen las emociones en tu embarazo?

Consejos para conseguir el bienestar durante la gestación

20180212103741.embarazo_emociones_bienestar

Desde el mismo momento en el que te enteras de que vas a ser mamá, tu cuerpo se convierte en un torrente de emociones y sensaciones encontradas. La felicidad y la euforia se mezclan, a partes iguales, con el miedo y la incertidumbre ante una situación que, sin ninguna duda, va a cambiar tu vida.

Las emociones afectan al comportamiento humano independientemente de la etapa de la vida en la que este se encuentre, pero durante el embarazo, estas influyen de forma significativa.

Durante los 9 meses de embarazo, el cuerpo y la mente de la mujer se va preparando para traer al mundo una nueva vida, lo que provoca que la mujer se enfrente a una serie de sentimientos que se multiplican y se vivencian de una manera especial.

En la mayoría de ocasiones se trata de emociones positivas. La mujer experimenta un vínculo afectivo con su bebé desde el mismo instante que conoce su embarazo y esto le genera una sensación de placer y vitalidad.

Es totalmente normal que a lo largo del embarazo se experimenten muchos cambios. La preocupación y el deseo de que todo vaya bien, una mayor irritabilidad o frecuentes cambios de humor que, en ocasiones, se ven acentuados por las molestias típicas del embarazo (nauseas, vómitos, dolores de cabeza o espalda, etc).

Además, la angustia o ansiedad por cómo te adaptarás a los nuevos cambios se mezclan con la inquietud o el miedo a lo desconocido, especialmente cuando se va acercando el momento del parto. Por ello, ante el miedo, una herramienta muy importante es la confianza en ti misma y en que todo va a salir bien.

Sean cuales sean tus emociones, lo importante es reconocerlas, no reprimirlas y liberarlas de una manera natural. Cuidar nuestro estado emocional y psicológico durante el embarazo es tan importante como cuidar nuestro estado físico. Hay estudios que demuestran que las emociones que afectan a la madre durante el embarazo afectan directamente al bebé, influyendo en su buen desarrollo cognitivo, social y emocional a lo largo de su vida.

Por este motivo, estar relajadas mentalmente nos ayudará a sobrellevar mejor esta etapa y disfrutarla plenamente.

 

¿Cómo puedo cuidar mi bienestar emocional?


1. Escucha música relajante: escuchar música durante el embarazo, además de ser una forma de comunicación con nuestro bebé, fomenta el vínculo afectivo y ayuda a regular las emociones por ambas partes.


2. Realiza una actividad física suave: el ejercicio físico durante el embarazo es una excelente forma de levantar el ánimo. Pasear cada día, durante el menos 30 minutos o realizar yoga por ejemplo, reduce el estrés y nos hace sentir más positivas, al mismo tiempo que mejora nuestro estado físico en general.  


3. Cuida tu alimentación: la falta de algunos nutrientes puede influir en este aspecto. La vitamina B6 contribuye al correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso, así como por ejemplo, los alimentos ricos en omega-3 pueden hacerte sentir más animada.


4. Sal con tus amigos, ve al cine, sal a cenar, en definitiva, realiza actividades que te diviertan y te distraigan. Estar embaraza no tiene nada que ver con dejar de hacer las cosas que te gustan.


5. Descansa lo suficiente: trata de minimizar el estrés; si te encuentras agotada, túmbate un ratito y descansa, de lo contrario, solo conseguirás sentirte más irritable.


6. Por último, y no menos importante, comparte tus emociones con tu pareja. Es fundamental que el futuro papá se implique en el embarazo y que viva con nosotras este proceso. Las mamás necesitamos sentirnos acompañadas y comprendidas en todo momento.


Ante todo, no te preocupes demasiado, se trata de un estado transitorio y volverás a ser tu misma en unos meses, pero, si a pesar de esto, sientes que necesitas contar con la ayuda de un profesional, debes saber que en España existe la Asociación Española de Psicología Perinatal (AEPP) que ofrece apoyo en todos los aspectos psico-afectivos relacionados con la concepción, el embarazo, parto, postparto y crianza temprana.

 

 Joanna Casas

 Categorías: