¿Cómo sobrellevar la recta final del embarazo en verano?

Consejos para soportar el calor

20180823001602.como_sobrellevar_el_embarazo_en_verano_colegio_san_cristobal_castellon

Verano es sinónimo de vacaciones, relax, diversión y calor…mucho calor. Esta época del año tan deseada para algunos, puede hacerse insoportable para muchas embarazadas que tienen que afrontar la recta final del embarazo y las molestias que esto conlleva, con temperaturas de hasta 40º.

Durante el embarazo, la temperatura corporal aumenta debido al incremento del flujo sanguíneo, lo que provoca que la embarazada pueda sentirse más cansada, mareada o incluso con dificultades para respirar correctamente.

Las embarazadas, junto con los niños y las personas mayores, son uno de los grupos más vulnerables durante las épocas de más calor, por lo que conviene prestar atención a los síntomas y sensaciones que puedan sentirse durante estos días y seguir unos consejos básicos para mantenerse hidratada y sobrellevar las altas temperaturas de la mejor forma posible.

 

Consejos para sobrellevar el calor durante el embarazo


1. Aliméntate de forma sana y equilibrada. Aunque una buena alimentación es fundamental durante todo el embarazo, puedes aprovechar esta época para incluir en tu dieta alimentos frescos y ricos en fibra como las frutas de temporada, las verduras y las hortalizas, que además de refrescarte, te aportarán gran cantidad de vitaminas y minerales. Si te parece aburrido, prueba a tomarlas en ricas ensaladas variadas o en zumos naturales bien fresquitos, apetecibles en cualquier momento del día.


2. Utiliza ropa fresca y cómoda. La ropa de algodón y un calzado cómodo te hará sentirte mucho más cómoda y ligera. Además, intenta evitar las aglomeraciones de gente, salir a la calle en las horas de más calor y recuerda beber agua frecuentemente ya que, además de hidratarte, te ayudará a aliviar el calor.


3. Date duchas de agua fresquita. Una o dos veces al día, metete en la ducha e intenta aguantar con el agua lo más fría que puedas. Te hará sentirte menos hinchada, ya que esto contribuye a mejorar el sistema circulatorio.


4. Protégete del sol. Las quemaduras solares son mucho más propensas en las mujeres embarazadas debido al aumento de melanina en la piel. Por este motivo, utiliza protección solar alta, protégete con gorros, sombreros y gafas de sol y evita la exposición solar en las horas centrales del día.


5. Refréscate en el mar o la piscina. Estar embarazada no está reñido con disfrutar de un baño refrescante, a no ser que esté contraindicado por tu médico. La natación es uno de los deportes más recomendados durante el embarazo, ya que reduce la presión en las articulaciones, tonifica los músculos e impide el sobrecalentamiento.


6. Paños húmedos. Cuando te encuentres especialmente acalorada, túmbate en un lugar fresco y cómodo y coloca un paño húmedo fresco en el cuello o la frente para ayudar a bajar tu temperatura corporal, al tiempo que te hará sentir menos fatigada.


7. Realiza ejercicio físico de forma moderada. Además de mejorar tu estado físico general, te ayudará a controlar tu peso, dormirás mejor, mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a prepararte para el momento del parto.


8. Duerme todo lo que necesites y puedas. Para ayudarte a dormir mejor, intenta mantener ventilada la habitación, prueba a dormir recostada sobre tu lazo izquierdo con un cojín entre las piernas o boca arriba ligeramente inclinada. De esta forma aliviarás los dolores musculares y facilitarás la respiración.


A pesar de las molestias, el embarazo es una de las etapas más bonitas en la vida de una mujer. Por ello, intenta disfrutar de cada momento y piensa, que cada día es uno menos para conocer a esa personita por la que habrá merecido la pena tanto esfuerzo.

 Joanna Casas

 

 Categorías: