¿Cómo usar los grupos de WhatsApp de padres del colegio?

Consejos para una comunicación provechosa y responsable entre familias.

20170921094319.grupos_whatsapp_padres_colegio_clase

Situación:

Lunes, 8:30 de la mañana. Notificación de Whatsapp, otra, otra más… «¿Qué pasa?» –me pregunto. Lo abro. El grupo de mamis y papis del cursoX: 15 personas dando los buenos días y enviando fotografías y “memes” de gatitos, deseando buena semana. «Uf, –pienso en salir del grupo».

¿Te resulta familiar? Es un claro ejemplo de un uso indebido de los grupos de WhatsApp. Esto parece ser bastante habitual y, especialmente, con algunas personas. Por ello, os presentamos, en este artículo, respuesta a algunas dudas comunes sobre ellos.

 

¿Debo estar en un grupo de WhatsApp de “Madres y Padres del CursoX?


Se trata de una decisión personal, evidentemente, y te corresponde a ti tomarla. Veamos algunas ventajas e inconvenientes para ayudarte en la decisión.


Ventajas

Estos “chat”…

son un medio eficaz y rápido para obtener y proporcionar información importante sobre el curso al que asiste tu hijo o hija,

  • la comunicación es muy ágil, casi todo el mundo conoce la aplicación WhatsApp,
  • informan sobre novedades o asuntos inesperados y, además,
  • favorecen la cohesión entre las familias y la organización de actividades comunes.


Inconvenientes

Pero estas conversaciones, a veces…

  • se convierten en un “cajón de sastre” en el que se acumulan quejas, reproches, críticas, malentendidos…,
  • favorecen que te conviertas en la “agenda” de tus menores, reduciendo su responsabilidad sobre, por ejemplo, el calendario de actividades (exámenes, excursiones…) que ha de saber cada alumna o alumno,
  • a veces se llenan de ataques, discusiones o, incluso, agresiones verbales entre sus integrantes o hacia el personal del centro, y contribuyen a difundir bulos, rumores, información errónea o parcial.

     

¿Qué es recomendable compartir (o no compartir) en el grupo?

 

  • Proporciona exclusivamente información útil sobre las actividades que afectan al grupo-clase en el que se encuentra tu hija o hijo.
  • Si conoces actividades extraescolares que puedan ser interesantes para los y las compañeras de la clase de tu hijo o hija, comparte la información.
  • Muestra educación: “por favor”, “gracias”… son palabras que deben formar parte de los mensajes que emitas en los grupos.
  • Recuerda que el lenguaje escrito carece de la información no verbal que existe en la comunicación cara a cara y por ello es más fácil malinterpretar algunos mensajes, especialmente la ironía.
  • Usa los emoticonos con mesura, añaden información no verbal a tus mensajes pero no llenes el grupo de ellos.
  • Es mejor no decir nada que realizar solo aportaciones negativas, inútiles o nada interesantes y, especialmente, que no tengan nada que ver con la finalidad del grupo.
  • Haz público tu desagrado ante los mensajes que incumplan el propósito del grupo o fomenten actitudes discriminatorias, sexistas, racistas, xenófobas… o que atenten contra la privacidad de alguna persona.
  • No redifundas bulos o rumores, especialmente los malintencionados y, si surgen, contribuye a eliminarlos.
  • No compartas fotos, memes, vídeos… que nada tienen que ver con la finalidad del grupo. Algunas fotografías, saludos diarios, vídeos… que están bien para grupos de amistades, pero no para un grupo de “mamis y papis de 3-H”.
  • Las cuestiones particulares o individuales de cada alumna o alumno deben tratarse en privado. Si tuvieras que hacerlo, hazlo con humildad (“Disculpad que use el grupo para esto pero ¿es posible que alguien se haya llevado el cuaderno de mi hijo por error? Podéis contestarme por privado para no saturar el grupo. ¡Gracias!").
  • Si tienes críticas sobre la actividad del profesorado, coméntalo con él o ella o con el equipo directivo antes de hacerlo en el grupo. Da la oportunidad a cada docente de explicar su actitud y aclarar lo que, seguramente, ha sido un malentendido.

     

¿Puedo abandonar el grupo?


Sí, ¡sin ninguna duda! Si el grupo no responde a su finalidad, es decir, si no sirve para intercambiar información útil sobre la clase, tu hija o tu hijo, o la educación y crianza de menores… ¡no te interesa! Puedes irte dando explicaciones o no, es tu decisión.

Ten en cuenta que, del mismo modo que tú puedes abandonar el grupo, cualquier otra persona puede hacerlo, así que… ¡evita comentarios negativos sobre esa persona cuando lo haga!

En definitiva, aplica el “sentido común” en el uso de esta potente herramienta de comunicación con otras familias y aprovecha sus ventajas, si quieres.



Escrito por Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: