¿Cuáles son los beneficios del masaje infantil?

Háblale mediante el tacto a tu bebé. Alivia su dolor, libéralo de miedos, transmítele afecto y ábrelo a un mundo de amor. La estimulación temprana mediante el masaje infantil es una de las formas más cariñosas de comunicación entre los padres y sus bebés.

20170213113251.masaje_infantil

Las primeras comunicaciones que recibe el bebé en el útero son a través de la piel. Posteriormente, el amor y el calor que desprenden las manos de una madre sobre el cuerpo del recién nacido genera una situación de bienestar entre ambos que les permite conectar, conocerse y crear un vínculo afectivo que se mantendrá a lo largo de la vida.

El ‘Masaje Shantala’, o ‘El arte de dar amor’ como le llamó su descubridor, trata de conseguir mediante el tacto que el bebé se relaje, al mismo tiempo que le beneficia física y emocionalmente, favoreciendo su desarrollo. La técnica, que aplica la metodología hindú y sueca combinada con ejercicios de reflexología y yoga, consiste en masajear el cuerpo del bebé mediante suaves estiramientos, ejercicios de relajación y, especialmente, abrazos y caricias. El bebé es capaz de sentir todo el amor que los padres pueden darle y estos, aprender a escuchar lo que el pequeño les dice a través de su cuerpo.
 

¿Cuáles son los beneficios del masaje infantil?

1. Fortalece el apego y el vínculo afectivo.

Las caricias, miradas, abrazos y sonrisas crean un momento íntimo que propicia el fortalecimiento de la familia. Ayuda a los papás a conocer mejor a su bebé y superar los miedos de los primeros meses tras la llegada a casa del nuevo miembro.
 

2. Ayuda al bebé a relajarse y liberar tensiones.

El masaje infantil reduce el nivel de estrés en los bebés que, cada día, se exponen a nuevos estímulos u objetos desconocidos para ellos, mientras que ayuda a los padres a relajarse y dedicarse plenamente al bebé.
 

3. Alivia el dolor.

Provocado por cólicos, reflujo, gases o estreñimiento y favorece su sistema inmunológico.
 

4. Estimula la circulación sanguínea.y el drenaje linfático.

Al mismo tiempo que tonifica y relaja sus músculos, favoreciendo el sueño del bebé.
 

5. Fortalece su sistema respiratorio

Masajear la zona del pecho o la espalda ayuda a regular su sistema respiratorio, fortaleciendo sus pulmones y mejorando la congestión provocada por la mucosidad.
 

6. Ayuda a aumentar la autoestima del bebé

Mejora su coordinación y le hace más receptivo al tacto.
 

El masaje infantil es especialmente beneficioso en el caso de bebés prematuros o sometidos a largas estancias hospitalarias, debido al estrés que esto genera en el pequeño. Aunque este tipo de masajes está indicado para bebés entre 0 y 12 meses, algunos profesionales recomiendan alargar esta etapa, mientras se van introduciendo juegos y se hace partícipes a los hermanos mayores, dedicando así un tiempo a la comunicación durante la infancia.

Si se desea conocer más sobre esta práctica, la Asociación Española de Masaje Infantil ofrece formación y talleres gratuitos para familias con bebés de 0 a 12 meses, así como la posibilidad de contactar con un educador de la zona de residencia, avalado por AEMI, a través del cual, recibir información detallada sobre los cursos.

 Categorías: