Deberes para las familias: el control parental en la red y el uso de dispositivos electrónicos

20190611114850.deberes_para_las_familias_el_control_parental_en_la_red_y_el_uso_de_dispositivos_electronicos

Hace algunos meses os hablábamos de la existencia de herramientas de control parental al hilo del buen uso de las redes sociales. Aunque hablábamos sobre todo de controlar la actividad en Internet basándonos en la educación y en la responsabilidad, hoy os presentamos las herramientas tecnológicas que nos ayudarán —no nos sustituirán— en estas tareas en cualquiera de los dispositivos electrónicos que usan menores y adolescentes.

 

¿Qué y para qué? Dos preguntas clave

En primer lugar, debemos saber que las herramientas de control parental son programas que, instalados en el ordenador, la tableta o el móvil, nos permiten supervisar los contenidos (páginas web, juegos, vídeos, tiempos de uso, etc.) a los que acceden a través de la red. Nos sirven tanto para saber qué hacen en la Red como para evitar que accedan a contenidos nocivos en cada tramo de edad.

Se trata, en definitiva, de útiles herramientas que nos ayudarán a evitar (al menos a reducir) los riesgos relacionados con el uso de los dispositivos electrónicos que ya hemos tratado en este blog o en actividades presenciales en el colegio: adicción, ciberbullyingapuestas online, grooming

Estos programas son valiosos para “ayudarnos” en esta tarea. Para ello nos permiten:

  1. Filtrar los contenidos en función de temas o palabras clave, impidiendo el acceso a las páginas que las contenga.
     
  2. Evitar el uso de aplicaciones no adecuadas para su edad (recordad el código PEGI, por ejemplo).
     
  3. Fijar los tiempos en los que se pueden utilizar los dispositivos o acceder a la red.
     
  4. Detectar comportamientos inadecuados que pueden constituir un riesgo importante.
     
  5. Conocer cuál es la actividad que realizan en Internet.
     
  6. Que naveguen en un entorno seguro.

 

¿Cuál elijo?

Lo cierto es que existen numerosas herramientas, desde los propios sistemas operativos de ordenadores (Windows, Linux o macOs) o de smartphones y tabletas (Android o iOs), hasta aplicaciones diseñadas exclusivamente para ello. Aplicaciones que son, en buena parte, gratuitas (con publicidad, por supuesto) o que poseen una versión demo o trial o gratis que resultará de interés para testar antes de tomar la decisión de compra.

Evitaremos recomendar solo una en este artículo. En cambio, os proponemos algunos enlaces en los que podréis obtener información sobre cuáles están disponibles y qué funcionalidades poseen para que toméis una decisión con la mayor información posible:

 

La familia y el control parental

Para finalizar, tengamos en cuenta algunos aspectos importantes: un buen clima familiar, claridad en las normas de uso y la imprescindible atención a nuestras hijas e hijos serán los mejores instrumentos. Por ejemplo, si la edad legal (en nuestro país) para disponer de sus datos personales sin consentimiento explícito de sus responsables legales —un perfil en redes sociales es un caso bastante claro— es 14 años, ¿deberíamos no solo permitir sino facilitar que lo tuvieran antes?

¡No podemos delegar nuestra responsabilidad en las herramientas! Por muchos programas que utilicemos, deberemos poner límites a los tiempos de uso, al tipo de páginas o juegos a los que acceden, a los contenidos que visitan y a las relaciones que mantienen desde la Red. Recordemos que es prioritaria una adecuada educación digital en un clima de confianza y comunicación en la familia para que nos compartan su actividad y los peligros que sienten. Será el mejor instrumento.

 

 

Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: