Deporte: el aliado perfecto durante tu embarazo

La práctica deportiva reporta beneficios durante el periodo de gestación

20180130091023.deporte_para_embarazadas_durante_el_embarazo

Con el embarazo, nuestro cuerpo sufre importantes cambios físicos y nuestras emociones están a flor de piel, lo que puede convertir nuestro día a día en una verdadera montaña rusa. En este sentido, practicar ejercicio físico durante unos minutos al día puede convertirse en un auténtico aliado para ti. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a todas las embarazadas practicar un mínimo de 30 minutos diarios de caminata, durante al menos 5 días a la semana.

Si eres de las que han hecho deporte antes del embarazo, estar embarazada no es un impedimento para continuar con este hábito; si por el contrario, llevabas una vida más sedentaria, ahora es el momento de que te pongas ropa cómoda y zapatillas de deporte y te lances a la aventura.

 

¿Cómo me ayudará el deporte durante el embarazo?


1. Mejorará tu estado físico en general: el embarazo puede robarte energía, especialmente durante el primer y tercer trimestre; por ello, practicar deporte de manera regular fortalece tu corazón y tus pulmones haciendo que te sientas menos cansada, al tiempo que ayuda a mitigar los problemas digestivos, tonifica los músculos y reduce el dolor de espalda y otras molestias típicas del embarazo.


2. Reduce tu estrés y mejora tu estado de ánimo: al realizar ejercicio físico, nuestro organismo produce una mayor cantidad de endorfinas, unas hormonas que inducen la sensación de tranquilidad, mejorando tu bienestar y ayudando a reducir la ansiedad.


3. Dormirás mejor: conforme avanza el embarazo es más difícil adoptar una postura cómoda que te permita dormir toda la noche. Al practicar deporte, conseguimos relajar nuestro cuerpo y descansar mucho mejor.


4. Te ayudará a controlar tu peso: mantener una actividad física diaria te ayudará a conseguir un aumento de peso saludable y recuperar tu figura de forma mucho más fácil después del parto.


5. Mejora el aspecto de tu piel: a la práctica deportiva se le atribuyen importantes virtudes estéticas como son la mejora de la textura y el color de la piel, la reducción de celulitis y varices o una disminución de la hinchazón de las piernas, entre otras.


6. Facilita el momento del parto: hay estudios que demuestran que realizar ejercicio físico durante el embarazo reduce las posibilidades de cesárea. Cuanto más en forma estés, más resistencia y energía tendrás cuando llegue este momento.

 

¿Qué deportes puedo practicar?

Lo primero que debes saber es que antes de realizar cualquier tipo de ejercicio físico durante el embarazo, debes consultar con tu médico. En ausencia de complicaciones, él te asesorará sobre cuáles son los deportes más recomendados para ti.

Existen actividades físicas menos intensas y diseñadas específicamente para el embarazo:
 

- Yoga: es un ejercicio especialmente beneficioso porque ayuda a preparar el canal del parto, favorece la circulación y reduce las molestias; al tiempo que contribuye a reducir el estrés y aumenta la confianza.


- Caminar durante 30-40 minutos diarios es una de las mejores actividades físicas durante el embarazo.


- Natación: el agua reduce la presión en las articulaciones, tonifica los músculos e impide el sobrecalentamiento.


- Pilates: mantiene la tonicidad y realizar ejercicios con la pelota ayuda a relajar las caderas y trabajar la zona de la pelvis.


-Talleres: aprovecha estos meses para aprender el ‘Masaje Shantala’, una técnica que combina ejercicios de reflexología y yoga y que te será muy útil para después calmar a tu bebé y fortalecer el vínculo afectivo.


Es importante evitar deportes que comporten riesgo de golpes o caídas como puede ser el esquí, el fútbol o baloncesto, la gimnasia deportiva u otros como el submarinismo, la equitación o los deportes de raqueta.

Recuerda que lo más importante es que la actividad física sea amena y segura; no olvides realizar ejercicios previos de calentamiento, mantenerte hidratada durante y después de realizar cualquier deporte, usar ropa cómoda y adecuada y evitar el ejercicio físico en lugares con mucha humedad o exceso de calor.

¿Preparada?

 

 Joanna Casas

 Categorías: