Educa a tu hijo en la solidaridad

20181226153617.como_educar_a_tu_hijo_en_el_valor_de_la_solidaridad_colegio_san_cristobal_castellon

La solidaridad es uno de los valores más importantes que podemos transmitir a nuestros hijos. Educar en valores hay que hacerlo desde que nacen y eso, lo podemos conseguir simplemente con el ejemplo que te damos.

Los niños son como esponjas y aprenden imitando las actitudes y comportamientos que ven en casa. En este sentido, explicar el valor de la solidaridad puede parecer complicado, pero podemos inculcarlo en nuestros hijos de formas distintas y en diversas situaciones.

Los principales sitios donde podemos enseñar a los más pequeños el significado de la palabra ‘solidaridad’ y trasmitirle estos valores es en el hogar o en la escuela.

 

En este artículo, te damos algunas ideas con las que fomentar la solidaridad en los más pequeños:

 

1. Predica con el ejemplo. Los padres somos el espejo en el que se miran nuestros hijos. Por ello, de poco valdrá si les machacamos con la importancia de ser solidarios y después, con nuestros actos, les demostramos todo lo contrario.

 

2. Empatía. Enséñale a ponerse en el lugar del otro. Desde muy pequeñitos podemos transmitirles la importancia de compartir, de ayudar, de colaborar. Si no inculcas a tu hijo la necesidad de ponerse en el lugar de otro niño, difícilmente podrá entender lo que le pasa a ese otro niño y ayudarle.

 

3. Educa en democracia. Una educación demasiado autoritaria o demasiado permisiva no es la ideal para educar en valores. Es necesario un entorno comunicativo y dialogante, en el que tu hijo sea capaz de explicarse con libertad y ser consciente de que sus ideas y opiniones son escuchadas y tenidas en cuenta.

 

4. Habla con tu hijo de lo que está bien y lo que está mal. Puedes hablar con él de las situaciones insolidarias que habéis visto en la calle, en un medio de comunicación o incluso en aquellas en las que se haya mostrado insolidario y hacerle preguntas del tipo: ‘¿cómo te sentirías si te hiciesen eso a ti?’. Del mismo modo, también puedes mostrarles ejemplos de personas cercanas a él y que, de una u otra forma, han tenido un gesto de solidaridad.

 

5. Participad juntos en acciones solidarias. No es necesario que sea Navidad para mostrar nuestra solidaridad con las personas más desfavorecidas o necesitadas. La recogida de juguetes o de alimentos podemos hacerla a lo largo de todo el año. Elige una asociación cercana a ti y muéstrale a tu hijo lo bonito que es compartir un juguete con aquellos que no lo tienen o llevar el alimento que más le gusta a una persona que vive en la calle, por ejemplo.

 

6. Apúntale a alguna actividad o deporte en equipo. Al tiempo que juegan y se divierten, estarán aprendiendo valores tan importantes como la amistad, el compañerismo y el respeto por los demás. Se trata de fomentar la cooperación y no la competitividad, al mismo tiempo que se les transmite que todos juntos pueden llegar a lograr un objetivo común.

 

7. Léele cuentos o ved películas cuyo argumento esté basado en la solidaridad. Lecturas como ‘¿A qué sabe la luna?’ o ‘El pez arcoiris’ y películas como ‘Pérez, el ratoncito de tus sueños’, son buen ejemplo de ellos.

 

Si conseguimos que nuestros hijos cada día sean más solidarios y se impliquen en los problemas que les rodean, estaremos formando adultos generosos y solidarios para mañana.

Recordad, hay una conocida frase de Albert Einstein que dice: “La única manera de educar es dando ejemplo, a veces un ejemplo espantoso”.

 

Joanna Casas

 

 Categorías: