El daltonismo en los niños

El daltonismo no es una enfermedad grave pero sí una alteración visual compleja y una detección precoz resulta primordial para iniciar el tratamiento oportuno

20200922124225.daltonismo_en_ninos

El daltonismo es una afección que impide ver los colores de manera normal. Aunque normalmente la persona que padece daltonismo no puede distinguir entre ciertos colores, lo más frecuente es tener dificultades para diferenciar los verdes de los rojos y, en ocasiones, los azules.

Existen distintos grados de daltonismo. En los casos más leves, las personas con daltonismo tienen dificultad para diferenciar los colores solamente si la luz es tenue, en otros casos, no pueden diferenciarlos con ningún tipo de luz y, en los casos más graves, la persona con daltonismo lo ve todo en tonos grises. Afortunadamente, este último caso es poco común.

En el caso de los niños, como sucede con otros problemas oculares, estos no suelen manifestar abiertamente los síntomas, por lo que es fundamental que los padres estemos atentos a las posibles señales que puedan manifestarlo.

Aunque el daltonismo no es una enfermedad grave, si es una alteración visual compleja y una detección precoz resulta primordial para iniciar el tratamiento oportuno.

En este sentido, cabe destacar también que las revisiones oftalmológicas en la primera infancia son muy importantes para diagnosticar anomalías visuales de forma precoz y evitar, así, futuros problemas de aprendizaje.
 

¿Cuál es el momento para detectar el daltonismo?

Un momento clave para detectar posibles alteraciones visuales es alrededor de los 3 años de edad, cuando el niño aprende los colores.

Una señal que puede ponernos en alerta es si, al preguntarle por los colores de diferentes juguetes o dibujos, tiende a confundirlos.

También, podemos fijarnos si al colorear dibujos, el niño tiene alguna alteración cromática, qué colores usa para dibujar objetos reales o acudir al oftalmólogo donde le realizarán pruebas específicas de detección temprana.

Una de estas pruebas es el llamado test Isihara, un método rápido que consiste en unas láminas con puntos de diferentes colores donde una persona sin alteración del color ve un número y otra persona con daltonismo, ve otro diferente; o test visuales en los que se puede reconocer formas de manera fácil sobre un fondo de un color que un niño con daltonismo confundiría con otra forma.
 

¿Afecta el daltonismo al aprendizaje del niño?

Si el diagnóstico se confirma, es muy importante ponerlo en conocimiento del colegio para que los profesores lo tengan en cuenta a la hora de trabajar con él.

Aunque el daltonismo puede conllevar algunas dificultades iniciales de aprendizaje, según la Sociedad Española de Pediatría, los niños con daltonismo tienen un rendimiento académico similar al de otros niños con una visión normal.

Además, del mismo modo que con cualquier otra enfermedad o problema de salud, es recomendable que el niño sepa qué le ocurre. Por ello, debemos intentar explicárselo utilizando palabras y términos acorde a su edad.

Sobre todo, es muy importante tener en cuenta que el daltonismo en niños no supone ninguna desventaja en cuanto a habilidades cognitivas o inteligencia. Por ello, debemos poner todos los medios a nuestro alcance para que esta afección visual afecte de la menor manera posible a su desarrollo educativo y personal.

 

Joana Casas

 Categorías: