Futuro papá, esto es lo que tienes que saber del embarazo

Si vas a convertirte en padre, aquí tienes algunos consejos para que te impliques durante el embarazo y compartas las responsabilidades con tu pareja durante estos 9 meses.

20170206143222.embarazo_colegio_san_cristobal_castellon

Hace un tiempo que dejamos el singular de lado y empezamos a escuchar eso de “estamos embarazados”. Es verdad que el proceso de gestación se desarrolla por completo en el vientre de la madre, pero los papás también tienen un papel muy importante a lo largo de los 9 meses. De hecho, para establecer una educación compartida en casa hay que implicarse incluso antes del nacimiento.

Como futuro padre, lo primero que tienes saber es que tu vida ya ha cambiado. Si pensabas que todavía quedaban 40 semanas por delante para la aventura familiar, estabas equivocado. Y es que, desde el momento en que descubriste junto a tu pareja que ibais a tener un hijo, las tareas no han dejado de crecer: cambios de alimentación, preparativos, visitas al médico… Aunque los nuevos hábitos le afecten sobre todo a ella, las responsabilidades son de los dos.
 

¿Qué puede hacer el hombre durante el embarazo?

Lo más importante es que seas un apoyo constante para la mamá. Tu pareja está experimentando muchos cambios físicos y hormonales en muy poco tiempo. Ten en cuenta que llevar a un bebé a cuestas durante 9 meses no es fácil, así que allana el camino todo lo que sea posible. Aquí tienes algunos consejos:

1. Súmate a los hábitos de vida saludables.

Durante el embarazo, hay muchos alimentos no recomendados como los embutidos, la bollería industrial o el pescado crudo. Tampoco se debe beber alcohol ni fumar. Por eso, es recomendable que te solidarices con tu pareja a lo largo de estos 9 meses y hagas tú también una dieta sana. Además, podéis salir juntos a hacer ejercicio. Las actividades moderadas como la natación o los paseos son más que aconsejables.
 

2. Participa en las visitas al ginecólogo.

Un embarazo exige acudir a multitud de consultas médicas: pruebas, analíticas, ecografías… Intenta ir con tu pareja todas las veces que sea posible. La compañía tranquiliza, pero esa no es la única razón para estar presente. Si estáis juntos compartiréis momento irrepetibles, como por ejemplo escuchar por primera vez el corazón del bebé o descubrir si será niño o niña.


3. Infórmate.

Al principio, 40 semanas te parecerá mucho tiempo, pero antes de que te quieras dar cuenta tendrás a tu hijo en brazos. El mejor consejo que podemos darte es que leas todo lo que puedas sobre el nacimiento y el cuidado del bebé. ¿Sabrías actuar si tu pareja se pusiese de parte antes lo previsto? ¿Cuándo comenzaréis a llevar al bebé a una escuela infantil? ¿Cuánto tiempo de baja te corresponde


4. Prepara la llegada del bebé.

La cuna, el carrito, los pañales, la bañera, la bolsa del hospital… No esperes para los preparativos a última hora y, sobre todo, no lo dejes todo en manos de ella. Como decíamos al principio, las responsabilidades son compartidas. Nuestra recomendación es que hagáis juntos un listado de lo que vais a necesitar para no olvidar nada.


5. Piensa en el nombre.

Esta es una tarea de equipo con la que podéis disfrutar mucho. Implícate, propón ideas y debate con tu pareja qué opción es la más adecuada. Además, tenéis que decidir qué apellido irá primero, ya que hoy en día no es necesario poner el de padre en primer lugar como era habitual. En este sentido, también es muy importante que te informes sobre el proceso para registrar al recién nacido, inscribirlo en la Seguridad Social y elegir a su pediatra.


6. Participa en el parto.

Acompaña a tu pareja cuando llegue el gran día. Si has ido a clases de preparación al parto, podrás ayudarla con más facilidad. A veces, en los embarazos primerizos este momento puede ser largo y agotador para la futura mamá. Mantén la calma por los dos y apóyala. Pronto tendréis al bebé con vosotros.
 

¿Preparado para convertirte en papá?

 Categorías: