La educación emocional, clave de éxito en la enseñanza

La educación emocional es un modelo educativo que tiene como objetivo ayudar a las personas a mejorar el conocimiento de sus emociones, su capacidad de controlarlas y fomentar una actitud positiva ante la vida

20200720122409.colegio_privado_san_cristobal_castellon12

La educación de los hijos es una de las principales preocupaciones de los padres y, por supuesto, también de los maestros y profesores.  

Todos, en algún momento, hemos oído hablar de la inteligencia emocional. Esta, por resumirlo de forma muy generalizada, es la capacidad que tenemos las personas para comprender y gestionar nuestras propias emociones. Y ¿cómo se consigue? a través de la educación emocional.

La educación emocional es un modelo educativo que tiene como objetivo ayudar a las personas a mejorar el conocimiento de sus emociones, su capacidad de controlarlas y también a fomentar una actitud positiva ante la vida con el fin de aumentar el bienestar personal y social.

La educación emocional es un proceso continuo y permanente, que debe empezar en el momento del nacimiento del niño y estar presente a lo largo de toda su etapa educativa y de su vida y en el que deben participar no solo los profesores, sino también los padres, la familia y la comunidad en general.

Cuando nos referimos a las emociones nos referimos tanto a las emociones básicas o primarias como puede ser la alegría, la tristeza, el miedo, la ira; como a las emociones complejas, como son la vergüenza, el orgullo o la culpa, entre otras.

En este sentido, es muy importarte que los niños, desde muy pequeños, aprendan a gestionar estas emociones, a identificarlas y adaptarse a las diferentes situaciones que deberán hacer frente en la vida. Y esto, se consigue educándolos emocionalmente desde pequeños.
 

Beneficios de la educación emocional

Como ya hemos comentado, educar a los niños emocionalmente comporta importantes beneficios. Algunos de ellos son los siguientes:
 

  1. Aumentan su capacidad para reconocer y poner nombre a las diferentes emociones
     
  2. Adquieren una mayor tolerancia ante la frustración
     
  3. Aprenden a expresar su enfado sin violencia.
     
  4. Desarrollan una mayor responsabilidad y sentimiento positivo sobre sí mismos
     
  5. Comprenden las emociones de los demás y esto les ayuda a empatizar
     
  6. Desarrollan una mayor capacidad de escucha y sensibilidad hacia los otros
     
  7. Mejoran sus habilidades de relaciones con los demás
     
  8. Resuelven mejor los conflictos
     
  9. Desarrollan el valor de la amistad y el compromiso
     
  10. Son más participativos, democráticos y solidarios

 

Cómo se trabaja la educación emocional en el aula

La inteligencia emocional no es algo innato en las personas; sino que se consigue a través de las experiencias y de las relaciones con los demás.

Por ello, existen diferentes actividades sobre educación emocional que se pueden realizar para ayudar a conseguirlo:
 

  • Buscar actividades que trabajan la conciencia corporal y comparar con las diferentes emociones.
     
  • Ejercicios dirigidos a expresas sus emociones
     
  • Actividades de relajación que permitan que los niños eliminen el estrés y aprendan a calmarse
     
  • Actividades relacionadas con la pintura y los colores. Los niños son capaces de demostrar sus emociones a través de un simple dibujo.
     
  • El uso de la música como elemento para dejar que fluyan las emociones
     

En la actualidad, cada vez con más los centros educativos que incluyen la educación emocional en sus proyectos educativos.

En el Colegio San Cristóbal desarrollamos la inteligencia emocional con un programa específico a través del cual dotamos a nuestros alumnos de las competencias necesarias para que tomen conciencia de sus propias emociones, aprendan a gestionarlas y comprendan los sentimientos de los demás, con el objetivo de ayudarles a crecer y desarrollarse como personas en todos los ámbitos de su vida.  

 

Joana Casas

 Categorías: