7 planes para disfrutar del verano en familia

Actividades socioculturales para aprender divirtiéndose

20170620114631.planes_para_disfrutar_en_familia_verano_en_castellon

El verano ya está aquí. Comienzan las vacaciones y es hora de empezar a pensar los planes en familia para disfrutar del buen tiempo: playa, piscina, paseos con un helado en la mano… ¿Pero qué hay de las actividades socioculturales? ¿Tenemos que dejar a un lado el aprendizaje hasta septiembre? Lo cierto es que la cultura y la diversión no están reñidas. Eso sí, es fundamental que seamos capaces de despertar el interés de los niños a la hora de plantearles nuevos planes. En este post, tenéis algunas ideas.

  • Convertíos en turistas por un día en vuestra propia ciudad. Si siempre habéis vivido en Castellón, quizá no os hayáis parado a pensar en su historia. Una actividad divertida para hacer el familia es simular que, de repente, sois turistas visitando un lugar desconocido. Acercaos a la oficina de turismo, recoged información y salid a redescubrir cada rincón. En el camino, id contando a vuestros hijos los detalles más curiosos. No se trata de leer el folleto de principio a fin. Más bien, deberíais plantearlo como un cuento.
  • Planificad un viaje juntos. Viajar es aprender. Si vais a salir fuera durante las vacaciones, incluid a vuestros hijos durante todo el proceso de decisión. Preguntadles qué les gustaría hacer una vez que lleguéis al destino para que se sumerjan en la red en busca de información. Esto les hará sentirse más implicados y abiertos a conocer sitios nuevos. Aseguraos de probar la gastronomía del lugar, conocer las tradiciones y visitar sus monumentos. Viajar es, sin duda, una de las mejores actividades socioculturales en familia.
  • Haced excursiones divertidas. No hace falta coger un avión. Muy cerca de Castellón, hay lugares asombrosos como Morella, Vilafamés o Segorbe. Podéis dedicar los fines de semana a salir y conocer el entorno. Id alternando playa y montaña para que los niños aprecien los diferentes entornos. ¡Ah! Y si queréis darle un punto más divertido, siempre podéis optar por llevar las bicicletas o los patines. ¡A los más pequeños les encantará!
  • Id al cine de verano. Otra actividad sociocultural idónea para toda la familia es el cine. Un buen bol de palomitas, una noche agradable con la brisa y una entretenida película en la pantalla. ¿Quién diría que no a un plan como ese? Además, si sois apasionados del séptimo arte podéis aprovechar las vacaciones para inculcar a los más pequeños ese entusiasmo, viendo algunos clásicos de vuestra infancia como E.T., el extraterrestre o ¡Liberad a Willy!
  • Apuntad a los niños a algún taller de verano. Durante estos meses se ponen en marcha talleres de actividades socioculturales muy recomendables. Los niños pueden aprender, a la vez que se divierten con otros amigos de su edad. Algunas alternativas son los talleres de teatro, de escritura, de cocina o de experimentos científicos.
  • Despertad la chispa de la música. Al igual que ocurre con el cine, en verano las calles se llenan también de conciertos. Más allá de las estrellas de moda, podéis ir a algún espectáculo que combine diversión en familia y música. Ya sabéis que hay un repertorio amplio de musicales de todo tipo, danza y actuaciones curiosas al estilo de Mayumana. Buscad alguna que encaje con los gustos de vuestros hijos y lograrás avivar su interés por este arte.
  • Aprovechad las programaciones especiales de museos y bibliotecas. Aunque visitar alguno de estos centros no es una actividad sociocultural especialmente llamativa para los niños durante sus vacaciones, tened en cuenta que suelen llevarse a cabo acciones especiales más acordes con esta época del año. Por ejemplo, la bibliopiscina, los cuentacuentos, los talleres temáticos en museos y las actividades de idiomas a pie de playa.

Nuria Molina.

 Categorías: