Los Derechos Fundamentales en la infancia

20190507120232.los_derechos_fundamentales_en_la_infancia_colegio_san_cristobal_castellon

En 1959, Naciones Unidas aprobó la Declaración de Derechos del Niño, que incluía 10 principios pero que no fue suficiente para proteger los derechos de la infancia puesto que su cumplimiento no era de carácter obligatorio.

Tras años de negociaciones, el 20 de noviembre de 1989 se logró aprobar el texto final de la Convención de Derechos del Niño, con 54 artículos y de obligado cumplimiento para todos aquellos países que lo ratificasen. La Convención se convertiría en ley en el año 1990 después de ser firmada y aceptada por diversos países, entre ellos España. Por ello, el día 20 de noviembre de cada año se conmemora el Día Universal del Niño.

Como explica Unicef, el Día Universal del Niño tiene como objetivo recordar a la ciudadanía que los niños son el colectivo más vulnerable y, por tanto, que más sufre las crisis y problemas del mundo; de ahí la importancia de trabajar para conseguir que se reconozca los derechos de todos los niños y su bienestar en cualquier lugar del mundo.

Por el mero hecho de ser niños no tienen menos derechos que los adultos y nosotros, como padres y como personas adultas, debemos velar porque se cumplan.

Por ello, en este artículo hemos tratado de recoger algunos de los derechos fundamentales que consideramos de mayor relevancia en la infancia.

 

Derechos fundamentales en la infancia

1. Derecho a la salud. Los niños desde antes de su nacimiento y durante su crecimiento tienen derecho a disfrutar de unos cuidados especiales y de una atención médica siempre que lo necesiten.
 

2. Derecho a la educación. Todos los niños tienen derecho a una educación de calidad, y esto no significa solamente aprender a leer o escribir, sino a disponer de una cultura general y adquirir los valores necesarios que les permitan participar activamente en la sociedad en igualdad de condiciones.
 

3. Derecho a jugar y divertirse. Los niños son eso, niños, y como tal tienen derecho a disfrutar, a divertirse, a soñar y disponer del tiempo de ocio necesario para ello. Durante la infancia, el juego forma parte de su desarrollo físico e intelectual, fomenta su creatividad y les hace sentirse libres.


4. Derecho a la familia. Los niños necesitan comprensión, amor y disfrutar de un ambiente de cariño y protección para un desarrollo adecuado. Ningún niño debe ser separado de sus padres a no ser que sea por su propia seguridad y tiene derecho a vivir con ellos en un hogar digno que garantice su propia seguridad.


5. Derecho a la alimentación. Todos los niños deben tener garantizada una alimentación accesible, suficiente y saludable que cubra sus necesidades básicas, esencial para su desarrollo físico e intelectual.


6. Derecho de opinión. Los niños tienen derecho a mostrar su opinión, sus emociones y a ser escuchados. Su opinión no es menos importante por el hecho de ser un niño; ellos tienen mucho que decir sobre todo en lo que respecta a temas o decisiones que les afectan directamente.


7. Derecho a la protección. Al tratarse de los seres humanos más vulnerables, el derecho a la protección frente a cualquier forma de abandono, abuso o explotación del que puedan ser víctimas es fundamental durante esta etapa de su vida.


8. Derecho a la igualdad. Todos los niños tienen derecho a ser tratados en igualdad de condiciones independientemente de su nacionalidad, raza o religión.


Estos son solamente una pequeña muestra de los derechos que debemos respetar y hacer respetar para que los niños puedan disfrutar de una infancia feliz. Aún así, a pesar de todo, existen todavía muchísimos casos de niños y niñas en todo el mundo que cada día ven vulnerados sus derechos viviendo situaciones verdaderamente injustas. El camino por recorrer es todavía muy largo, pero entre todos, seguro que podremos conseguirlo. Es su derecho, respetémoslo.

 

Joanna Casas

 

 Categorías: