Menores con tiempo para la diversión: Imprescindible en su educación

Actividades como los juegos malabares activan el buen desarrollo físico y cognitivo de los niños

20181010082229.menores_con_tiempo_para_la_diversion_imprescindible_en_su_desarrollo_colegio_san_cristobal_castellon

Las clases, las tareas escolares, practicar un deporte, el tiempo de lectura… una rutina diaria que, aparentemente, deja poco tiempo para la diversión y el juego que es, en definitiva, lo que le gusta a las y los menores, ¿verdad?

Una opción de diversión para nuestros hijos son los juegos malabares y de equilibrio, que pondrán en juego aspectos fundamentales para un buen desarrollo físico (y cognitivo) de niñas y niños, por ejemplo la lateralidad, los reflejos, la coordinación o la flexibilidad.

Tengo el absoluto convencimiento de que si pensamos en el circo, en nuestra infancia, una sonrisa acompañará es recuerdo. Los payasos nos han hecho reír en muchísimas ocasiones así que… ¿por qué no ayudar a que nuestras hijas e hijos se diviertan conociendo qué se hace en un circo?

 

Reír, Reír, Reír… evidencia de diversión

Tengamos en cuenta que la risa, uno de los “síntomas” de diversión, es un elemento imprescindible en el desarrollo humano. Una buena parte del cerebro (de ambas partes, izquierda y derecha) se activa antes y durante la risa que, también, tiene consecuencias positivas sobre todo el organismo (sistema cardiovascular, cardiovascular, nervioso endocrino e inmunológico).

 

Razones para divertirse

La diversión es fundamental en nuestra vida, en la de nuestras y nuestros hijos también. Porque divertirse supone encontrar placer en una actividad que, por otro lado, nos evita el aburrimiento y contribuye a aumentar nuestra salud emocional. Pero, los motivos para facilitar a nuestras y nuestros menores un tiempo de diversión son aún más:

  1. Potenciará su creatividad, su imaginación.
     
  2. Desarrollará unas mejores habilidades sociales, de relación con otros niños y niñas. Generalmente la diversión se realiza en la interacción con otras personas, lo que permite el aprendizaje de las normas y comportamientos deseables que se dan en las relaciones sociales (como parte de su inteligencia interpersonal). Con la diversión en grupo se adquiere inteligencia emocional ya que, entre otros aspectos, necesitan entender sus propios sentimientos y los del resto del grupo fomentando su capacidad de empatía.
     
  3. Se pone en juego la atención, la memoria y la concentración contribuyendo a un mayor desarrollo de las funciones cognitivas necesarias para el aprendizaje y el desempeño profesional futuro.
     
  4. Favorecerá los sentimientos de seguridad, la ausencia de peligros… imprescindibles para divertirnos, relajarnos, disfrutar de la actividad que estamos haciendo, tengamos 8 o 70 años.

 

Diversión y juegos malabares

Quienes realizan juegos malabares, a la vez que se divierten, están aprendiendo valores y normas, aumentando su socialización y, además, ejercitando su paciencia. Aprender un movimiento completo lleva su tiempo y tiene que hacerse paso a paso, entrenando, repitiendo… hasta que se consigue el resultado final.

Cada menor pondrá en marcha su afán de superación, su capacidad de concentración y la necesaria aceptación del fracaso como parte del aprendizaje. Se trata de ser constante para lograr el éxito que aumentará o mejorará su autoestima, asunto principal en el desarrollo de cada persona.

Además, sin ninguna duda, hacer juegos malabares les ayudará a entrenar su inteligencia visual-espacial que ayuda a controlar el espacio físico en el que nos movemos, a orientarnos y, por tanto, a desplazarnos mejor.

Un último consejo: si estamos de acuerdo en que la diversión es tan importante en nuestras vidas… recordemos preguntarles si han disfrutado después de un partido, a la salida de clase, al acabar una fiesta de cumpleaños, tras cualquier competición o actividad que hayan realizado.

 

Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: , , ,