¿Cómo gestionar de manera correcta los celos entre hermanos?

BebésEmbarazoEscuela de PadresFamiliaNiños

La definición de celos es “la sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra”. Dicho con otras palabras, son los sentimientos de envidia y resentimiento hacia otra persona que se supone obligada a prestar atención y no lo hace. Esto hace que el individuo construya una reacción emotiva cercana a la ansiedad, provocando diferentes tipos de emociones y sensaciones en el mismo.

La mayoría de los celos nacen ante la llegada de un nuevo hermano/a a la familia. El bebé se suele llevar gran parte de la atención durante los primeros meses de vida, por lo que se favorece un sentimiento de desplazamiento del lugar que ocupaba el hermano mayor.

Para saber si el niño está celoso podemos prestar especial atención a las siguientes manifestaciones:

  • Infelicidad o frustración del niño con llantos y/o rabietas.
  • Negativismo del niño en propuestas que antes aceptaba.
  • Cambios en el desarrollo, comportamientos más infantiles.
  • Pérdida del apetito.
  • Sueño irregular y necesidad de estar en compañía de los padres para conciliar el sueño.
  • Cambio de estado de ánimo.
  • Manifestaciones orgánicas: vómitos, mareos, pesadillas, insomnio, etc.
  • Conductas desafiantes ante las personas de autoridad.

 

ORIENTACIONES A FAMILIAS

Los hermanos forman parte de la primera socialización del niño y perduran durante toda la vida. Es importante que esta socialización se haga de forma adecuada para evitar los conflictos, de modo que los padres tienen que ayudar a establecer una buena relación basada en el entendimiento, igualdad, calma y respeto. Por ello, proponemos las siguientes pautas y orientaciones:

  • Comprender que los celos son normales.
  • Evitar los gritos y las descalificaciones.
  • Evitar la violencia y agresividad en el hogar.
  • Evitar las atenciones y dedicación excesivas.
  • Evitar privilegios a un hijo ante el otro.
  • Evitar las comparaciones entre hijos.
  • Evitar entrometerse en conflictos que no haya agresión.
  • No recompensar a las partes del conflicto.
  • Evitar dar responsabilidad de todo solamente al hermano mayor.
  • Fomentar la cooperación entre los hermanos.
  • Tratar con atención y afecto a los hijos, ofreciéndoles un tiempo y espacio exclusivo a cada uno de ellos.
  • Trabajar las emociones adultas, como padres reflexionar sobre las situaciones y guiarlas con sentido común y respeto.
  • Transmitirles tranquilidad.
  • Respetar los límites y las figuras de autoridad, al papel y a las funciones que asumen cada uno de ellos.
  • Estimular a que manifiesten sus sentimientos.
  • Dar a los hijos la seguridad que necesitan para que puedan confirmar que les seguimos queriendo. Podemos hacerlo dando muestras de cariño como besos, abrazos y caricias, y diciéndoles que le queremos mucho


Hay dos momentos en los que tratar los celos previniendo su aparición, de forma previa al nacimiento del nuevo hermano y posteriormente:


Antes de la llegada de un nuevo hermano:

  • Hacer partícipes a los hijos de las tareas que conlleva la llegada de su nuevo hermano y su valoración.
  • Resaltar la importancia, los beneficios y la felicidad que aporta un nuevo hermano.
  • Evitar cambiar las rutinas en la medida de lo posible cuando llegue el nuevo hermano (organizarse con anterioridad).


Tras el nacimiento del nuevo hermano:

  • Evitar frases que recriminen las acciones, como “no lo toques”, ”se te va a caer”, etc. Puedes decirle lo que sí que puede hacer, como por ejemplo, acariciarle los pies. O si lo quiere coger, se puede sentar y nosotros les ayudamos a que lo tome en brazos.
  • Estimular con expresiones positivas hacia el hermano mayor, omitiendo comentarios negativos hacia él.
  • Involucrar al mayor en tareas del cuidado de su nuevo hermano y recalcar los beneficios de ser el mayor.

 


Raquel Muñoz (Psicóloga de Colegio San Cristóbal)

Noticia siguiente
Noticia anterior

© 2021 San Cristóbal Centros Educativos. 

Aceptar
Usamos cookies para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies. Modificar cookies
Siempre activas
Necesarias
No necesarias
GUARDAR
+ Info
Usamos cookies para mejorar su experiencia mientras navega por el sitio web. De estas, las cookies que se clasifican como necesarias se almacenan en su navegador, ya que son esenciales para el funcionamiento de las funcionalidades básicas del sitio web. También utilizamos cookies de terceros que nos ayudan a analizar y comprender cómo utiliza este sitio web. Estas cookies se almacenarán en su navegador solo con su consentimiento. También tiene la opción de optar por no recibir estas cookies. Pero la exclusión voluntaria de algunas de estas cookies puede afectar su experiencia de navegación.