4 recetas divertidas para cocinar con niños

El verano es un gran momento para cocinar en familia platos sencillos

20180718113749.recetas_divertidas_para_cocinar_con_ninos_colegio_san_cristobal_castellon

A la mayoría de los niños les encanta cocinar, sí, aunque no lo creas, les gusta mezclar ingredientes y dar forma a los alimentos con sus manitas; al tiempo que les hace sentirse útiles y “más mayores”.

Ahora que llega el verano, cocinar en familia puede ser una manera muy divertida de entretener a los más pequeños, al tiempo que aprenden y compartimos tiempo juntos.

Y es que hay muchas razones por las que la cocina puede convertirse en nuestro aliado durante estas vacaciones estivales:

1. Aprenden valores tan importantes como la responsabilidad y la necesidad de ayudar con las tareas de casa.

2. Enseña buenos hábitos alimentarios. Conocen los alimentos, aprenden a identificar la familia a la que pertenecen, así como sus propiedades y la importancia de llevar una dieta equilibrada.

3. Aumenta su interés por probar alimentos que hasta ahora no conocían o que resultan menos atractivos para ellos, así como a identificar y distinguir los sabores.

4. Fomenta su creatividad tanto a la hora de identificar los ingredientes que necesitan para elaborar una receta, como la forma de presentarla.

5. Aumenta su autoestima. Cuando los más pequeños nos ayudan a preparar la comida, la ven de otra forma y se sienten orgullosos de la labor que han realizado, lo que les lleva a disfrutarla mucho más.

 

Ideas de recetas divertidas para hacer con niños

 

Brochetas de frutas

Una receta sana y perfecta para los desayunos, meriendas o servirlas como postre y que podremos hacer con las frutas que más nos gusten.

Ingredientes para 6 personas:

6 fresas no muy grandes

6 trozos de piña natural

6 trozos de melón

6 trozos de melocotón en almíbar

Sirope de chocolate para decorar

Pinchos para brochetas

Monta tus brochetas poniendo una pieza de cada una de las frutas en el pincho. Posteriormente, llévalas al frigorífico para que estén bien fresquitas a la hora de comerlas. Antes de servirlas, decóralas con un chorrito de sirope de chocolate.

 

Ensalada de fresas y nueces

Las ensaladas en una manera perfecta de comer verduras y hortalizas de una forma variada y divertida. Si además, le añadimos fruta o frutos secos, se convierten en un plato completo y muy nutritivo.

Ingredientes:

Lechugas variadas

Tomatitos cherry

Pechuga de pollo

Nueces

Fresas o cualquier otra fruta que nos guste

Aceite y sal para el aliño

Lo primero que debes hacer es lavar y escurrir bien las frutas y las hortalizas para, posteriormente, trocearlas y mezclarlas en un bol.

En una sartén, calienta un poquito de aceite de oliva y asa las pechugas de pollo. Cuando estén doraditas, añádelas a la ensalada junto con las nueces.

Por último, solo tienes que aliñar la ensalada al gusto con un poquito de aceite y sal.

 

Polos de fruta

Nunca antes, comer fruta había sido tan divertido y tan refrescante. Solo tienes que elegir las frutas que más te gusten.

Ingredientes:

Fresas

Kiwi

Manzana

Sandía

Zumo de naranja, piña, melocotón, etc

Moldes para helados

Lava bien todas las frutas, pélalas y córtalas en trocitos. A continuación, pon unos trocitos de cada fruta en los moldes para helados y añade el zumo que prefieras. Por último, llévalos al congelador y déjalos reposar durante unas horas…antes de devorarlos.

Si lo prefieres, también puedes triturar las frutas y seguir el mismo procedimiento.

 

Galletas de mantequilla

Ingredientes:

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar

2 huevos

Un vaso de agua

Un poquito de sal

Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta conseguir una masa homogénea. Haz una bola con la masa y déjala reposar en la nevera durante una hora. Posteriormente, extiende la masa sobre la encimera y córtala usando los cortamasas o moldes que más te gusten. Por último, extiende las galletas sobre una bandeja y hornéalas a 200º durante 15 minutos.

¡Buen provecho!

 

 Categorías: