Alimentación saludable en el patio

20180917111422.alimentacion_saludable_en_el_patio_escolar_colegio_san_cristobal_castellon

En los últimos años, la obesidad infantil se ha incrementado notablemente, y con ella, algunas enfermedades asociadas a la misma, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. Según el último estudio de la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la Organización Mundial de la Salud, de 2018, España se sitúa a la cabeza de la obesidad infantil en Europa

Somos conscientes de que la creación de hábitos saludables es la base para que nuestras hijas e hijos gocen de buena salud tanto en el presente como en el futuro. Pero, ¿qué ocurre cuando no están bajo nuestra supervisión?

La jornada escolar es larga, pasan muchas horas desde el desayuno hasta la comida. Por eso es necesario que niños tengan a mano un tentempié que les proporcione energía y les ayude a llegar con fuerzas hasta la hora de comer.

Pero, a veces, no le damos suficiente importancia a estos alimentos. La falta de tiempo y, en ocasiones, de planificación, puede ocasionar que optemos por bollería industrial o dulces, o que incluso les demos dinero para que compren algo en el quiosco que hay cerca del colegio. Por ello, os proponemos algunas alternativas saludables.

 

Alimentos saludables para el recreo

  • Frutas. Ya sabemos que muchas y muchos niños huyen de la fruta, pero es importante que se acostumbren a comerla. Para las y los más pequeños, se puede preparar un fiambrera con fruta variada cortada y, a medida que vayan creciendo y se acostumbren a consumirla, ya será más fácil optar por naranjas, plátanos, manzanas…
  • Frutos secos. Nueces, almendras, avellanas… Estos alimentos son saludables si se comen en pequeñas dosis y son una fuente de energía, vitaminas y minerales. Para evitar el riesgo de atragantamiento, y siempre que no haya una alergia a alguno de ellos, podemos incluir un pequeño puñado de estos deliciosos aperitivos para el recreo.
  • Bocadillos. El bocata del recreo es el recurso al que acudimos la mayor parte de padres y madres. Es rápido de preparar y las posibilidades son muy amplias. Algunos consejos para elaborar un delicioso y a la vez saludable bocadillo son las siguientes:
  • Utilizar pan de barra y no de molde, que incluye ingredientes y aditivos muy poco recomendables.
  • Variar el contenido del bocadillo huyendo de los dulces (se puede sustituir la crema de cacao por una mermelada casera, por ejemplo), de los alimentos procesados y de los que contienen mucha sal o grasa. El jamón serrano y el jamón cocido (de buena calidad) acompañados de tomate son una buena opción, así como el atún, las cremas caseras como el humus…
  • Lácteos. Yogurt, queso fresco o leche se perfilan como una buena alternativa para las y los más pequeños, ya que suelen ser alimentos que les gustan y son fáciles de comer.
  • Bebidas. Los refrescos y los zumos industriales constituyen una pésima elección en cualquier momento del día. En el primer caso no aportan ningún tipo de nutrientes y, en el segundo, a pesar de que publicitariamente se vendan como saludables, la gran cantidad de azúcar les convierte prácticamente en alimentos prohibidos para los y las más pequeñas de la casa. Sin duda, la opción más saludable es el agua, que les aportará la hidratación que necesitan y ninguna caloría de más.

 

Preparar el tentempié, una labor de equipo

Cuando llega la hora del recreo y abren su bolsa de comida, deben saber de antemano lo que contiene. En caso contrario, existe el riesgo de que no le apetezca o no le guste y busque otro sustituto, probablemente poco saludable.

Para evitarlo, lo mejor es que participe en la elaboración de su tentempié. Así, se incrementarán las posibilidades de que disfrute de su comida en el tiempo de patio. Además, de este modo ayudamos a que cree los hábitos asociados a una alimentación saludable. Recordemos acompañar la preparación de las explicaciones oportunas acerca de qué alimentos son más saludables y cuáles pueden ser nocivos y por qué es importante la variedad. Pero, además, insistiremos en que, aunque es positivo compartir, hay que tener mucho cuidado con las alergias o intolerancias que puedan tener otras personas.

 

Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: