La jardinería también es para niños

A través del cuidado de las plantas enseñamos a nuestros hijos valores tan importantes como el respeto por el medio ambiente

20191028110313.la_jardineria_tambien_es_para_ninos_colegio_san_cristobal_castellon

Cuidar el medio ambiente es responsabilidad de todos, todos vivimos en el mismo mundo y entre todos debemos mantenerlo limpio y cuidado. Como todo en la vida, el amor y respeto por la naturaleza también se aprende y los padres, tenemos la responsabilidad de enseñárselo a nuestros hijos, y una forma magnífica de hacerlo, es a través del cuidado de las plantas.

Además, a través de su cuidado podemos enseñarles aspectos tan importantes como todos los beneficios que estas nos aportan: oxígeno, alimentos, medicinas, madera o algodón entre otras muchas.

No hace falta disponer de una gran superficie de terreno ni siquiera de una gran terraza para disfrutar del medio ambiente, con un poco de tierra, unas semillas y una dosis de paciencia y cariño, podemos cuidar de nuestras propias plantas en casa.

Hacer responsable a nuestro hijo de los cuidados de un ser vivo será una bonita forma de iniciarles en hábitos fundamentales como la responsabilidad, la constancia, el respeto o el amor por la naturaleza.

Además, no se tratará solamente de cuidarla, también se convertirá en una actividad divertida y una forma de pasar tiempo en familia ya que todos pueden participar en ella.

A los niños les encanta hacer ‘cosas de mayores’, despierta su interés y les provoca gran entusiasmo. Además, su curiosidad y capacidad de aprendizaje serán herramientas imprescindibles para convertirse en auténticos jardineros.
 

Plantas fáciles de cuidar por niños    

Uno de los aspectos principales que debemos tener en cuenta es la resistencia de las plantas. Debemos optar siempre por plantas fuertes, piensa que si son plantas delicadas, los cuidados deben ser más exigentes y cualquier descuido puede provocar que esta se marchite, provocando la frustración y la pérdida de interés por parte del niño.

Además, podemos elegir plantas atractivas, originales y que tengan una rápida reproducción. De esta forma conseguiremos que los más pequeños puedan comprobar en poco tiempo el resultado de sus cuidados sin aburrirse.

Entre las plantas más adecuadas para que los niños las cuiden se encuentran:

1. Petunias: parecen unas florecitas delicadas, pero es una planta resistente que, además, por sus diversos colores, suelen ser de las preferidas por los más pequeños.

2. Lengua de tigre: es una planta similar al aloe vera ya que sus hojas son muy gruesas. Son plantas que no necesitan mucha luz y agua y que con unos buenos cuidados y mimos consiguen crecer muchísimo.

3. Cinta: es una planta muy decorativa y muy agradecida. De la planta nacen unos tallos largos con unas pequeñas florecitas que después se convierten en plantas. Además, se reproducen muy rápido.

4. Geranios: son muy atractivos por sus llamativos colores. Necesitan un riego moderado y mucha luz y son perfectos para decorar.

5. Cactus: este tipo de plantas es, quizás, para niños más mayores. No porque requiera más cuidados sino porque dependiendo del tipo de cactus, pueden tener pinchos y espinas. Son plantas que almacenan agua en sus tejidos para adaptarse al hábitat donde crecen, por lo que no necesitan ser regadas con frecuencia.

6. Crasas: en relación con lo anterior, de la familia del cactus, las crasas sí son aptas para los más pequeños, ya que no tienen pinchos y su mantenimiento es mínimo.

7. Aralia. Es una planta muy resistente y que se puede mantener tanto en interior como en exterior. Sólo hay que preocuparse de regarla de vez en cuando y mantener limpia sus grandes hojas.

Los niños de hoy son los adultos del mañana y en nuestras manos está que amen la naturaleza.

 

Joana Casas

 Categorías: