¿Practicamos el consumo responsable esta Navidad?

20181119122049.fomentar_el_consumo_responsable_en_navidad

Ya está aquí la campaña navideña y los catálogos para que las y los menores de la casa vayan eligiendo qué juguetes quieren que Papá Noel les deje bajo el árbol o los Reyes Magos les traigan tras la cabalgata del 5 de enero. Es una buena oportunidad para educar a nuestras hijas e hijos en el consumo responsable, la solidaridad y la colaboración.

Una parte importante del consumo responsable tiene que ver con valorar qué juguetes compramos, cuántos, de qué material, dónde y cómo son fabricados… es decir, tener en cuenta la repercusión que cada una de nuestras compras tiene sobre nuestro mundo.

Desde el primer momento debemos tener en cuenta qué es lo que quieren y qué necesitan y ayudarles a 'pedir' pero es necesario que, además, seamos conscientes de cuál es la procedencia de lo que vamos a comprar y, especialmente, si cumple los requisitos de calidad que la Unión Europea y, por tanto, España exigen a los juguetes para cada edad (deben incluir la marca CE –conformidad europea–).

 

Pasos para realizar un consumo responsable

 

1. El primer paso será comprobar qué juguetes ya tenemos en casa. Revisemos todos los que tenemos guardados y decidamos conjuntamente cuáles ya no vamos a usar.

2. La mejor opción es donar esos juguetes, siempre que estén en buen estado, para una segunda vida con otros niños y niñas. Seguro que podemos contactar con una o varias asociaciones que empiezan ya la recogida de juguetes.

3. Si se pueden reparar, podemos optar por hacerlo y aprovechar para tener tardes divertidas en familia.

4. Si decidimos deshacernos de ellos, lo haremos siguiendo las recomendaciones sobre el reciclaje (encontraremos algunos consejos en el artículo “Reciclando en familia”), desmontándolo y tirando cada parte al contenedor que corresponda.

5. Después, decidiremos cuáles son los juguetes que 'pediremos' a los Reyes o a Papá Noel (próximamente veremos qué 'nos venden' desde los catálogos de los diferentes centros comerciales o jugueterías).

 

Guíando en la elección de juguetes

 

Empezaremos a oir el famoso 'me lo pido' de forma casi constante. Así que os proponemos algunos consejos para que esa lista no sea infinita:

  • La primera decisión tiene que ver con el número de regalos. Un número limitado para el propio hogar y los hogares de abuelas, tíos…
  • La segunda es decidir qué: podemos poner un listado en la nevera o una pizarra en la que escribamos conjuntamente la 'lista' para después escribir 'la carta'. Podemos poner algunas restricciones:

- Incluiremos, mínimo, uno o dos juguetes que estén realizados con material reciclado o que se pueda reciclar.

- Al menos, debería incluirse un libro.

- Sin duda, deben formentar el aprendizaje así que podemos incluir un juego educativo.

- No se incluirán en la lista los juegos que fomenten la violencia o el sexismo reproduciendo estereotipos sexistas.

- Es recomendable que sean juguetes que fomenten la cooperación y que puedan ser compartidos.

  • Después valoraremos cada una de esas peticiones. Preguntas sobre ¿por qué este y no este?, ¿para qué?... Evidentemente deberemos atenernos a un presupuesto y compararemos precios y calidad. Aunque la cuestión presupuestaria sea difícil de explicar a los y las menores, podemos aprovechar para hablar de la necesidad de compartir, de demostrar solidaridad con niñas y niños de otros barrios o ciudades…

 

¿Son los videojuegos una buena opción?

 

Seguramente incluirán en su lista algún videojuego para la tableta o la videoconsola. Siguiendo las recomendaciones de uso de pantallas que ya hemos incluido en algunos artículos, recordemos el código PEGI que nos indica la edad y los contenidos de cada juego antes de confirmar que se incluirán en 'la carta'. A través de dibujos nos indican si el videojuego utiliza un lenguaje soez, evidencia discriminación, se muestra el uso de drogas, escenas violentas o sexuales… además de la edad mínima recomendada (puedes encontrar más información sobre este código en la Asociación Española de Videojuegos).

Estará en nuestra mano decidir y guiar cuál es una buena opción para nuestros hijos e hijas. Tengamos en cuenta que los juegos que practiquen hoy, definirán qué son mañana.

 

Yolanda Lorenzo @Yoloren

 Categorías: